BLOG

Calidad del aire en el hogar

Luxury Screens le presenta 3 sencillos pasos para mejorar la calidad del aire en el interior de su hogar.

Tendemos a pensar en la contaminación del aire (el smog e incluso el polvo) como algo realmente malo y dañino para nuestra salud y familia, sobre todo si vivimos en zonas metropolitanas. Pero la verdad es que el aire dentro de las casas, oficinas y otros edificios puede estar más contaminado que el aire exterior.

El aire dentro de su casa puede contaminarse por el polvo y una amplia variedad de productos químicos volátiles de fragancias que se emplean en los limpiadores convencionales.

A continuación, Luxury Screens le presenta 3 sencillos pasos para mejorar la calidad del aire en el interior de su hogar:

1. Mantenga sus pisos frescos

Mediante el uso de una aspiradora puede reducir las concentraciones de polvo en su hogar. También puede deshacerse de otras toxinas como los alérgenos en el polen, la caspa de las mascotas y los ácaros. Utilizar una aspiradora con una fuerte succión, cepillos giratorios y un filtro garantiza que el polvo y la suciedad no se dispersen una vez en el escape. En áreas de alto tráfico, aspire el mismo lugar varias veces. No se olvide de las paredes, bordes de las alfombras y los muebles tapizados, donde se acumula el polvo. Para obtener los mejores resultados, aspire dos o más veces a la semana y lave el filtro con regularidad.

2. Mantener un buen nivel de humedad

A los ácaros y al moho les encanta la humedad. Mantener la humedad en torno al 30%-50% ayuda a mantenerlos bajo control. Un deshumidificador (y aire acondicionado durante los meses de verano) ayuda a reducir la humedad en el aire interior y controla efectivamente a los alérgenos.

3. Haga de su hogar una zona de no fumadores

"Probablemente el aspecto más importante de la contaminación del aire interior es el humo del cigarro", dice Philip Landrigan, MD, pediatra y director del Children's Environmental Health Center de Nueva York. El humo del cigarro contiene más de 4 mil sustancias químicas nocivas. Estudios demuestran que el humo de segunda mano aumenta el riesgo de desarrollar infecciones respiratorias, asma, cáncer y otros padecimientos.

Conozca más de insumos arquitectónicos para su estilo de vida.